Categorías
Sin categoría

Sobre dar dinero a los niños cuando viajamos

En muchos países que visitamos, en los que todavía gran parte de su sociedad no es consciente de la importancia de la educación infantil, solemos ver a niños en busca de dinero (bien vendiendo cosas o simplemente mendigándolo) o pidiendo chucherías y regalos.

Es muy fácil caer en la tentación de conseguir una sonrisa suya dándoles unas monedas, o pensar que les hacemos un favor comprándoles las postales que nos ofrecen o pagándoles por un paseo en burro de media hora. Sin embrgo, corremos un alto riesgo de que estos niños vean en el turista una fuente rápida y fácil de ingresos. Mañana no van a querer volver al colegio porque saben que mendigar les va a dar beneficios ahora y sin relativo esfuerzo, pero cuando lleguen a la juventud se encontrarán con que esa estrategia no les sirve, y además no tendrán ninguna formación o educación para ganarse la vida de otra manera.

Dar dinero niños

No les hacemos ningún favor aunque pensemos que eso puede ayudarles a ellos o a sus familias, y simplemente estamos hipotecando su futuro y el de sus sociedades. Aunque sea difícil, es mejor no ofrecerles nada y pagar solamente por los servicios ofrecidos por las personas adultas.

Por la misma razón, tampoco conviene darles directamente a ellos ropa, libros o juguetes. Si queremos colaborar con las comunidades de los lugares que visitamos, lo mejor es ponerse en contacto con cualquier organización local que trabaje en la zona o dárselo a cualquier adulto para que luego lo reparta equitativamente entre los niños.

  • Hoteles en Guadalupe (Zacatecas)
  • 2 respuestas a «Sobre dar dinero a los niños cuando viajamos»

    Totalmente de acuerdo; hay personas a las que les cuesta controlar el impulso pero no es compasión lo que necesitan; necesitan formación, una profesión. En muchos lugares de África, los niños masai, por ejemplo, comenzaban a abandonar sus rebaños para pasar el día en los arcenes de la carretera… Y mejor que caramelos, cuadernos y lápices!

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *